viernes, 25 de noviembre de 2016

Búsqueda de piso en Londres

Una de las grandes torturas de venirse a Londres (voy a centrarme en Londres porque no sé cómo está el mercado inmobiliario por otras zonas) es, entre otras cosas, la búsqueda de piso. Porque sí, los pisos aquí son caros y, hablando mal, una absoluta mierda. Solo os digo que cuando miro precios de pisos en Madrid centro me parecen hasta asequibles.

¿Qué es lo primero que tenemos que hacer a la hora de mirar piso?
Pues algo tan simple como saber por qué zona vamos a vivir. El transporte público en Londres es caro (qué raro, algo caro en esta ciudad) y las casas también (más que en otras partes de UK). Mi consejo es que la casa esté relativamente cerca al trabajo por dos motivos: cuanto menos transporte público uses, más barato, y por cuestión de tiempo. A mi antiguo trabajo tardaba 1 hora y 10 minutos en llegar, versus a los 15 minutos que tardo ahora. Cuando hacía turnos de 7 horas en España, tardar 1 hora al trabajo me importaba menos, pero ahora después de 12-13 horas supone una absoluta tortura, os lo aseguro.
Para entender un poco cómo funciona el precio de la vivienda en Londres el plano de metro nos ayuda bastante. El metro está dividido en 6 zonas (sí, hay hasta 9 zonas pero esas están fuera de Londres), cuanto más céntrico, más caro, por regla general. Vivir en zonas 1 y 2 suele ser bastante prohibitivo (si queréis vivir y no sobrevivir en un mini zulo, con 20 personas, pagando una fortuna o con miedo de salir a la calle), las zonas 3-4 son más asequibles y las 5 y 6 un poquito más baratas. El oeste de Londres es un poco más caro que el este, por ejemplo. Obviamente, en la zona 6 hay barrios que son caros e, igualmente, vas a pagar más por un piso pero si comparas ese mismo piso en zona 1-3 pues no hay color, claro.
Entonces, cuando sepas donde vas a trabajar, empieza a pensar por qué zona vas a querer/poder vivir.
También puedes hacerlo a la inversa, si te gusta mucho una zona para vivir, buscar algún hospital relativamente cerca.

Lo típico en Londres es compartir piso, con españoles, ingleses, indios, polacos… todas las mezclas que quieras. Es una buena forma de hacer amigos (y enemigos) y de mejorar el idioma.
Existen mil formas de encontrar piso pero yo os aconsejo que, primero, miréis en internet y si estáis aquí, ir a las inmobiliarias  es una buena opción.
En internet tenéis varias páginas para poder buscar aunque las típicas, y más usadas, son:




Poniendo el postcode o la zona por la que queréis vivir, os podéis hacer a la idea del precio que tienen los pisos y si podéis permitíroslo. Lo normal es pagar entre las 400 y 800£ por una habitación, dependiendo de la zona, las condiciones de la casa y mil factores más, claro. Pero ronda un poco eso, para que os  hagáis a la idea.

Nunca paguéis absolutamente nada sin ver el piso primero. No será el primero ni el último que se queda sin algo de dinero por eso. Es lo malo, que cuando te vienes aquí no tienes dónde quedarte. Pero es mejor venirse a casa de un amigo, un hostal… lo que sea, y poder mirar casas aquí tranquilamente. El mercado inmobiliario se mueve mucho, hay mucha oferta pero también mucha demanda, por lo que el proceso de búsqueda de piso se puede hacer un poco tedioso. Sed pacientes, que todo llega. Hay hospitales que ayudan con el alojamiento, bien con dinero o con sitios con los que tienen contactos, así sería una cosa para quitarse de la cabeza y centrarse en buscar piso.

Una vez os hayáis decidido llega el momento favorito de todo británico: la burocracia. No, aquí tampoco os libráis. Depende si es un particular, una agencia, si ese día se ha levantado con el pie izquierdo o si los planetas están alineados, te pedirán unas cosas u otras, pero estas suelen ser las habituales: pasaporte, carta de recomendación de tu anterior casero, carta de recomendación de tu jefe, alguna nómina, cuenta del banco… Hay algunos que hasta piden los antecedentes penales (que ya los tendríais, ya os comenté que tenéis que guardar todo), no se fían de nadie.
El primer mes suele ser el peor, ya que se suele pagar la fianza, más algún depósito, más un mes y medio o dos meses, así que venid con dinero ahorrado para poder hacer frente hasta que cobréis vuestro primer sueldo. Si podéis traer unas 2000£ sería genial.

Y poco más que contaros. Si tenéis alguna duda o pregunta siempre podéis dejarme un comentario que lo contestaré gustosamente.


¡Un saludo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario